MENSAJES RECIBIDOS SOBRE EL LIBRO

"La libertad de conciencia, y los separados en nueva unión"

 

Queridísimos Silvia y Jorge:

 

¡¡Muchas Felicidades!!

 

Hoy nace a la vida una nueva creación de su amor.

Que no es ya suya, ni para ustedes solos,

si no para compartir con todo el mundo

y abrir así nuevos senderos de amor y comprensión,

de tolerancia e inclusión.

 

Sigan dando testimonio, real y fecundo,

en la Iglesia y para el mundo,

de cuanto amor y cuanta alegría hay en sus vidas,

y para tantas otras personas 

que necesitan una mano de acogida

una palabra de aliento en el sufrimiento

y una sonrisa en su caminar.

 

Con la inmensa sabiduría de San Pablo nos enseña

en su segunda carta a los Corintios (2Cor 1,3-5,7):

 

“Bendito sea Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo,

Padre de las misericordias y Dios de todo consuelo,

que nos reconforta en todas nuestras tribulaciones,

para que nosotros podamos dar a los que sufren

el mismo consuelo que recibimos de Dios.

Porque así como participamos abundantemente

de los sufrimientos de Cristo,

también por medio de Cristo

abunda nuestro consuelo.  

 

Por eso tenemos una esperanza bien fundada

con respecto a ustedes, sabiendo que si

comparten nuestras tribulaciones,

también compartirán nuestro consuelo.”

 

¡Cuanto bien hacen a muchos hermanos

y que necesaria es esta apertura para nuestra Santa Iglesia!

 

Sabemos que sólo con el apoyo de Dios,

bajo su inspiración y con el incomparable don de su amor,

“Que todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta”,

Todo es posible, porque el amor no pasara jamás. (1Cor 13,7-8)

 

Ojalá todos podamos vivir nuestra vida, de tal modo

que al final de nuestros días digamos como San Pablo:

“he peleado hasta el fin el buen combate,

concluí mi carrera, conserve la fe.”

 

Con esta esperanza, bajo la inspiración del ideal de familia cristiano, la humilde, alegre y amorosa familia de Nazareth, el Señor los bendiga, los guarde y los colme con sus bienes.

 

Muchos besos 

Vero y Guille Castello

 

Queridos Silvia y Jorge:

 

Conociendo su trayectoria y la tarea en la que están "Embarcados" es que nos animamos a decirles aún antes de leer su libro ¡Aleluia!. 

 

Lamentablemente no podremos acompañarlos pues San Benito Abad precisamente es nuestro patrono y el 11 de julio, el día del santo, la culminación de la novena que venimos viviendo día a día con gran alegría. 

 

Con el mismo gozo les decimos que ofreceremos ese día nuestras oraciones por ustedes y su libro que nos dispondremos a conseguir enseguida.

 

Les enviamos nuestros saludos y agradecimiento por esta obra.

 

Juan Carlos y Griselda Lusardi.

Encuentro Matrimonial. 

 

¡ PARA SILVIA Y JORGE CASTELLO !

 

 

En mis noches y mis días

Me has cobijado en tu regazo

Con el tierno amor de Madre

Que sabe acoger y educar

Has compartido mis  

Sueños e ilusiones

Has vencido en mis

dudas y temores

fortaleciendo mi confianza de niño

despertando mis anhelos dormidos.

Gracias quiero darte Madre mía,

Todo te lo agradezco de corazón

Que hubiese sido de nosotros sin Tí

Sin tu cuidado maternal.

Con tu mano has guiado

mi caminar de peregrino

Tu mirada ha sido siempre

 mi refugio, fuerza y seguridad.

Te ofrezco mi alegría y gratitud

Me consagro a Tí con eterno amor

Conduce mi vida hacia el hogar

El Padre mi retorno espera.

Madre, ponemos en tus manos, nuestra oración conjunta, para el libro que presentarán Jorge y Silvia Castello el próximo 11 de julio de 2008, sea leído por muchas personas, para que llegue a todos el mensaje esperanzador de "CAMINO A NAZARETH".

Gracias por la invitación, Silvia y Jorge.

Gracias por haberse dedicado a escribir sobre un tema de vida, 

que muchos tenemos que conocer más y más. Para saber ayudar.

 Un Hijo de María nunca perecerá.Nos cum prole pia, Benedicat Virgo María.

Con Cristo Su Hijo, nos bendiga la Virgen Virgen María.

Imploremos a " MARÍA ,DEFENSORA DE LA DIGNIDAD de la PERSONA  HUMANA",

que ayude a todos nosotros los hermanos de Cristo, Su Hijo, para difundir este Movimiento de Iglesia, tan entregado.

Y que surjan en todas las diócesis quienes puedan llevarlo adelante.

Con todo afecto a Silvia y Jorge Castello, sus hermanos de la

 Obra Familiar del Movimiento Apostólico de Schoenstatt,

José María y Cristina Sanguinetti.